Los caminos para alcanzar el placer femenino

Los caminos para alcanzar el placer femenino

El cuerpo humano está dotado de varias regiones que al ser estimuladas pueden alcanzar altos niveles de placer. Por lo tanto, el cuerpo femenino encierra un mapa con diversos caminos para alcanzar el deleite sexual. En este artículo te ofrecemos un recorrido íntimo por estas diferentes zonas para descubrirlas y estimularlas por nosotras mismas o nuestras parejas.

Recuerda que alcanzar un verdadero placer sexual no depende solo de la estimulación exclusivamente física, sino también del placer sensorial que ingresa por la vista, el olfato y gusto. Sentidos que se potencian en un espacio adecuado y confortable como las habitaciones temáticas de Tantra Motel, que ofertan un sin fin de comodidades, mobiliario, juguetes, bebidas, comida y seguridad, que elevan el placer a otro nivel.

Descubre el universo Tantra y recorre en sus instalaciones el mapa del placer femenino que detallamos a continuación.

Foto de portada por: Mako_Fims

1. Cabeza, rostro y cuello

Foto por: KaiMiano

Los masajes en el área de la cabeza resultan muy placenteros. Puedes utilizar las yemas de los dedos para acariciar profundamente el cuero cabelludo y poco a poco deslizarlos por el rostro, barbilla y cuello. La presión que ejerzas debe ser suave y en círculos para liberar tensiones y permitir la relajación completa. Puedes acompañar esta experiencia con besos o suaves lamidas por la zona del cuello y las orejas.

2. El vientre

Foto por: silviarita

La zona del vientre y específicamente el ombligo es considerado en muchas culturas el área central de la energía del cuerpo. Al estimular esta zona, se irradia calor que se transmite al resto del cuerpo. La mejor forma de estimularlo es con caricias que no generen incomodidad (cosquillas o fuerte presión), además puedes besarla bajando lentamente hacia el área de la pelvis.

3. Los pliegues de la piel

Foto por: dholl

Otras zonas que son erógenas son los pliegues de la piel, como los antebrazos, detrás de las rodillas, las muñecas y más. Utiliza tu boca o dedos para estimular suavemente estas zonas, lo cual no solo genera relajación sino también estimulan los instintos carnales en la pareja.

4. Los pies y manos

Foto por: blueland

Las plantas de los pies, las palmas de las manos y los dedos están cubiertos de innumerables terminaciones nerviosas y, a su vez, los dedos representan diferentes órganos y extremidades del cuerpo femenino. Masajearlos de forma cómoda y generar calor en ellos permitirá a nuestra pareja experimentar corrientes electrificantes de placer en su cuerpo.

Además, puedes permitir que la mujer utilice delicadamente sus pies para recorrer tu cuerpo, acariciando tus zonas íntimas y elevando al mismo tiempo tu placer.

Estas zonas erógenas podrán alcanzar mayores niveles de placer si lo combinas con aceites esenciales o realizas estas actividades dentro de un jacuzzi, que en conjunto con el golpeteo del agua permitirán mayor estimulación y satisfacción.

Tantra Motel te ofrece habitaciones que cuentan con jacuzzis, turco y duchas dobles y que permitirá que esta experiencia de recorrer el cuerpo femenino sea igual de sensual y erógena para los dos miembros de la pareja.

 

5/5 (2 Reviews)
Compártelo
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •